Close

3 lugares que no te puedes perder de los vilos

A poco más de 224 kilómetros de Santiago y en plena costa está Los Vilos, comuna que alberga increíbles playas y es la puerta de entrada al Norte de Chile. Los Vilos es un destino poco conocido, pero alberga exquisitos lugares, rincones y panoramas que vale la pena conocer, ¿nos visitas? ojo con estos tres lugares que te encantarán.

  1. Pichidangui

Es el balneario más concurrido por los turistas. Está ubicado a 24 kilómetros al sur de Los Vilos, y es un panorama perfecto, tanto para las tardes de playa como para una rica cena marina por las noches. En Pichidangui puedes hacer deportes acuáticos, visitas guiadas a islas cercanas o simplemente recostarte sobre la arena y disfrutar de un momento único.

Súmate con tus amigos, familia, o pareja a un imperdible viaje a las profundidades del océano, a través de las diversas ofertas de escuelas de buceo en la localidad de Pichidangui, descubrirás los misterios y la belleza que yace más allá de la costa.

Te recomendamos armarte de energía, organizar a tu grupo de confianza, y prepararte para conquistar el popular cerro Santa Inés. Esta colina es un destino recurrente para aventureros, practicantes de trekking o ciclistas en busca de un desafío que superar. Su elevación es de 689 metros sobre el nivel del mar y nuestro cerro es hogar de más de 326 especies de flora y fauna, Santa Inés ofrece una travesía llena de hermosos paisajes y una vista deslumbrante desde la cima; siendo esta, junto a la satisfacción de haber vencido a la montaña, una recompensa digna y adecuada para sus esfuerzos.

2. Valle de Quilimarí

A la mitad de carretera entre Los Vilos y Pichidangui se encuentra la entrada al Valle del Quilimarí, para hacer una descripción breve y gráfica, te podemos decir que es “como el Valle de Elqui” pero sin tanta intervención humana. Se trata de un lugar tranquilo, pacífico, cuenta con una red de turismo rural que te invita a probar exquisitos platos, incluso algunos de ellos cocinados en hornos solares. ¡Ojo! En este generoso valle también encontrarás la “Ruta del cuarzo”, que tiene una fuerte dosis de misticismo y de calma que vale la pena vivir.

A lo largo de la ruta podemos ser partícipes de actividades únicas de sanación y relajación mediante camas de cuarzo, sonoterapia con cuencos, meditación, y tinajas de agua caliente que podemos disfrutar en familia, pareja o amigos, para una experiencia y un momento inolvidable.

3. Borde Costero de Los Vilos

El elenco de esculturas y antiguas construcciones, como el viejo muelle “Arturo Prat”, permite que comprendamos el antiguo pasado portuario, cultura y la conexión de la gente de Los Vilos con la pesca artesanal, cuyos frutos se reflejan fielmente en la deliciosa gastronomía que podemos experimentar y compartir en este lugar.

Te dejamos como bonus a la: Caleta Las Conchas

Ubicada en el límite sur de la Av. Salvador Allende. Posee un restaurante y puestos de ventas en donde se pueden degustar productos del mar, todo en un ambiente porteño, por eso su especialidad son los mariscos y pescados tradicionales a la chilena. Datazo: Desde este punto se puede acceder en bote a la Isla de Lobos, playa La Cachina y la Isla de Huevo.